Menu

Inversores Trifásicos

Los inversores trifásicos son ampliamente utilizados en las instalaciones fotovoltaicas de gran tamaño, en concreto, son muy utilizados en instalaciones fotovoltaicas de viviendas habituales y en instalaciones solares para uso industrial. Estos inversores se instalan en bancos de baterías de 48V, pues va vinculado a la espera de una alta autonomía energética aún cuando los consumos habituales de la vivienda sean superiores a la producción fotovoltaica.

Inversores Trifásicos

Definición sistemas trifásicos

Un sistema trifásico es un sistema de producción, distribución y consumo de energía eléctrica formado por tres corrientes alternas monofásicas de igual frecuencia y amplitud, que presentan una diferencia de fase entre ellas de 120° eléctricos, y están dadas en un orden determinado. Cada una de las corrientes monofásicas que forman el sistema se designa con el nombre de fase.

Un sistema trifásico de tensiones se dice que es equilibrado cuando sus corrientes son iguales y están desfasados simétricamente. Cuando alguna de las condiciones anteriores no se cumple (corrientes diferentes o distintos desfases entre ellas), el sistema de tensiones está desequilibrado o más comúnmente llamado un sistema desbalanceado. Recibe el nombre de sistema de cargas desequilibradas, el conjunto de impedancias distintas que dan lugar a que por el receptor circulen corrientes de amplitudes diferentes o con diferencias de fase entre ellas distintas a 120°, aunque las tensiones del sistema o de la línea sean equilibradas o balanceadas.

El papel de los inversores trifásicos en la instalación fotovoltaica

Los inversores trifásicos son los responsables de gestionar la energía recibida por los paneles solares para transformarla a la red trifásica de la vivienda donde va a ser inyectada la corriente alterna.

En una instalación trifasica al contar con tres fases, la potencia total del grupo se divide entre las tres fases. Esto implica que un inversor trifásico podría consumir hasta un 1/3 de la potencia total del grupo electrógeno. Si cualquier equipo conectado superara 1/3 de la potencia causaría problemas graves al generador. Por ello conviene controlar minuciosamente la carga que soporta cada fase, para evitar problemas y averías. En los grupos electrógenos trifásicos se une un nuevo factor, el equilibrado de cargas de las fases. Este factor es importante por los motivos anteriores, que las 3 fases posean un volumen de carga muy similar para poder reducir al máximo la potencia del grupo e intentar que trabaje siempre a rozando el máximo rendimiento. El sistema trifásico tiene una ventaja frente al sistema monofásico, en cuanto a instalación eléctrica se refiere, dado que al disponer de tres fases de menor potencia como vimos anteriormente, se necesita un cable menor sección para transportar la energía, transformadores de menor potencia, etc., todo ello repercute económicamente en el abaratamiento de los costes de la instalación eléctrica.

Dejar un mensaje